Cómo hablar con chicas en fiestas

Si hubiera que recomendar un comic solo por sus autores este tomo habla por sí solo. Nos referimos a Neil Gaiman. En realidad se trata de una adaptación sobre un relato corto, pues el texto fue originalmente publicado en el libro Fragile Things (2006). A partir del cuento, Neil Gaiman se encargó de buscar a los autores más idóneos para trasladarlo al comic: los brasileños Fabio Moon y Gabriel Bá.

como_hablar_con_chicas_en_fiestas_2_interiorNeil Gaiman no necesita presentación. Autor inglés de sobra conocido, sobre todo por la colección Sandman para Vertigo, también ha hecho infinidad de obras tanto de comic como literatura, cine o televisión. Fabio Moon y Gabriel Bá no tienen muchas publicaciones pero siempre han recibido muy buenas críticas. Hablamos de obras como The Umbrella Academy o, sobre todo, la muy galardonada DayTripper.

La historia de este Cómo hablar con chicas en fiestas está ambientada a finales de los 70 y cuenta cómo dos quinceañeros, Vic y Enn, ambos en plena explosión hormonal típica de su edad, deciden ir a la fiesta de una amiga. Ni la fiesta ni las esculturales chicas serán lo que parecen, como descubrirán a base de charlar con ellas. Vic no tiene muchos problemas, es atractivo y ligón. Es la falta de habilidades sociales de Enn con el sexo opuesto lo que da nombre a la historia, en su intento de entablar conversaciones con las féminas de la fiesta. Tampoco se puede contar mucho más para no destripar la obra, aunque la base de la trama fantástica se intuye desde el momento en que los muchachos llegan a la casa.

portada_como-hablar-con-chicas-en-fiestas_neil-gaiman_interiorLas obras cortas son el tipo de relato en el que Gaiman mejor se mueve y donde suele dar sus mejores obras (ya le pasaba en Sandman, donde las historias cortas entre sagas eran las mejores). La adaptación es muy correcta y se recrea mucho en los detalles y en las conversaciones. Respira Gaiman todo el rato. Tampoco hay que esperar que todos los puntos de la trama queden explicados, es una historia ligera para dejarse llevar y disfrutar del viaje.

Pero, sin duda, lo más destacable es el dibujo. El paseo inicial por Londres, la extraña belleza de las chicas, los pasajes más oníricos… Es precioso y las planchas son una gozada. Utilizan una técnica de acuarela con gruesos trazos de tinta que da un acabado desdibujado y las gamas de colores están muy conseguidas. Hay comics que los terminas y acto seguido vuelves a hojearlos para disfrutar de las ilustraciones y este es uno de ellos. Precioso.

El tomo, que es unitario, está publicado por Planeta Cómic bajo su sello Babel. La edición es realmente  buena. Son 72 páginas en tapa dura con sobrecubiertas. El papel muy bueno, no satinado y con gramaje generoso, que siempre es mejor para este tipo de ilustraciones.