Lunáticos, amantes y poetas

LUNATICOS_AMANTES_POETAS_SHAKESPEARE_CERVANTES_DIALOGADOS

¿Qué tienen en común el lunático el amante y el poeta? Según Teseo en El sueño de una noche de verano los tres están «hechos por entero de imaginación». No sabemos si Cervantes y Shakespeare sabían el uno del otro pero, como nos recuerda Salman Rushdie en la introducción de la obra que nos ocupa, sí podemos afirmar que ambos tenían mucho en común, empezando por ese «no sabemos». De ellos es más lo que desconocemos que lo que nos ilumina y, no estando en posesión de una verdad absoluta, lo que no sabemos nos lo inventamos y lo que nos inventamos acabamos creyéndolo con la fe ciega de quien justifica por aproximación lo que no se puede demostrar a ciencia cierta. Los dos son figuras envueltas en el misterio. A falta de grandes documentos, borradores o manuscritos, lo que mejor habla de ellos es su obra, no una en concreto, sino en su conjunto. Los dos, como esos lunáticos, amantes y poetas que salieras de sus plumas, fueron grandes maestros de la imaginación; los dos nos enseñaron que una obra literaria no tiene por qué ser sólo cómica o trágica, política o histórica, romántica o bélica… Porque, si ha sido bien pensada, puede ser muchas cosas a la vez.

De lunáticos, amantes y poetas están llenas las páginas de esta obra hilvanada, mano a mano, por 12 autores de muy diversos estilos y orígenes, de Bombay a Nueva York, pasando por Madrid o Karachi. Cervantes y Shakespeare tuvieron suertes desiguales en el camino, pero hoy, 400 años después de su muerte, se sientan a la mesa a conversar desenfadadamente con sus colegas, los escritores contemporáneos. Éstos autores participan de la conversación en una fiesta literaria en la que viejos y nuevos amigos venidos de muchos lugares reinventan las historias de siempre y proponen nuevas versiones con desenlace sorprendentes. Presentados como piezas autónomas, algunos de los protagonistas de estos nuevos cuentos ocupan el espacio narrativo de sus predecesores pero alterado en el lugar o en el tiempo. Así, podremos ver a César y Marco Antonio en Bogotá o a Coriolano trasplantado en México. Otras piezas se convierten en una historia dentro de otra historia; las hay que adoptan o adaptan temas shakespearianos o sabores cervantinos y las que entran de lleno en el mundo real de los propios escritores que ahora les dan vida. Imaginación al poder, siempre imaginación.

La obra, editada por galaxia Gutenberg, no sólo es de fácil lectura por lo modular de las creaciones. La literatura, en general, le debe mucho a la buena labor de los traductores y editores y este caso no es una excepción. Con un coro de solistas empuñando el bolígrafo o aporreando el teclado (véase la antítesis natural entre el coro y el solista que, sin embargo, casan aquí tan bien) y con acentos tan lejanos cruzándose en la línea del mismo influjo, su trabajo fino ha sido decisivo para presentarnos una buena obra.

La idea, una iniciativa conjunta de Acción Cultural Española (AC/E), el British Council y el Hay Festival con motivo del 400 aniversario de la muerte de ambos autores, era reunir a seis escritores de habla inglesa y otros seis de habla hispana e intercambiar patrimonio, es decir, que los ingleses escribieran inspirados en Cervantes y los hispanos en Shakespeare. La nómina de españoles la componen Soledad Puértolas, Marcos Giralt Torrent y Vicente Molina Foix. El resto de los relatos los firman los mexicanos Yuri Herrera y Valeria Luiselli, el colombiano Juan Gabriel Vásquez y, por la parte anglófona, los británicos Rhidian Brook, Deborah Levy y Nell Leyshon, el libio Hisham Matar, el nigeriano Ben Okri y la paquistaní Kamila Shamsie.

Se agradecen propuestas frescas y serias como esta, más en estos días en los que nos empacharemos de homenajes descafeinados a estos dos reyes de las letras, como el de ayer a Cervantes en el Congreso de los diputados, donde sus señorías interpretaron el papel que mejor saben, el de espectadores pasivos y sonrientes ante una obra, la que protagoniza la sociedad, cuya trama discurre por muy delante de sus devaneos. Ocurría lo mismo en los tiempos de estos dos genios de las letras. Ocurrirá probablemente siempre. Menos mal, insistimos, que siempre nos quedará la imaginación. */


Título: Lunáticos, amantes y poetas
Autor: Varios
Editorial: Galaxia Gutemberg
Año: 2016
ISBN 978-84-16495-32-0